Fundación Alfredo HArp Helú

Bajo el lema "nuestro compromiso es con México", Alfredo Harp Helú lleva adelante una de las obras filantrópicas más amplias y reconocidas de nuestro país.

Desde principios de la década de 1990 Alfredo Harp ha impulsado un modelo de filantropía que no reacciona solamente a las solicitudes de ayuda, sino que de manera proactiva emprende acciones que tienen un impacto significativo y medible en la sociedad, orientadas por una visión de largo plazo.

En palabras del propio Alfredo Harp, las acciones en bien de la gente son "semillas" que germinan ahora pero crecen para el bienestar de futuras generaciones. Sus diversos programas en los campos de la educación, la cultura y el deporte se agrupan desde el año 2000 en tres fundaciones que tienen en común el amor por México y por su gente.

Alfredo Harp es un enamorado de Oaxaca, tierra a la que está ligado afectivamente y en donde radica actualmente. Mucho de su esfuerzo filantrópico se canaliza a este estado de la República, conocido por su belleza y riqueza cultural, pero también por sus enormes carencias sociales que la generosidad ayuda a paliar. Alfredo Harp es también un conocido apasionado del béisbol y copropietario del equipo más famoso de la liga mexicana: Los diablos rojos del México. Los momentos más emocionantes de su vida y su exitosa carrera profesional han quedado registrados en su autobiografía Vivir y morir jugando béisbol.

El espíritu de generosidad que orienta la labor filantrópica de Alfredo Harp Helú puede resumirse en estas palabras:

Mi interés es poner el corazón en cada proyecto, disfrutarlo y trabajar diariamente para servir a la sociedad. Aprecio cómo este esfuerzo se multiplica con la labor de otras personas encaminadas al mismo objetivo y que gracias a este equipo hacemos una sinergia que va quedando esculpida en la memoria y en la cotidianidad de nuestra comunidad.

De esta manera, el trabajo de Alfredo Harp Helú no es una labor intermitente, sino un compromiso total, un compromiso con México.